lunes, 26 de mayo de 2008

Reglas basicas

Se puede avanzar con el balón en las manos hasta un máximo de tres pasos. A partir de ese momento el jugador dispone de 3 segundos para lanzar, pasar el balón o botar. Si se bota el balón, sólo con una mano por cada bote y con la palma de la mano extendida a diferencia del baloncesto, se puede continuar en movimiento hasta que se deje de botar. A partir de ese momento se pueden dar otros tres pasos y obligatoriamente hay que lanzar o pasar antes de tres segundos, ya que no está permitido a un jugador botar de nuevo el balón sin que este toque a otro jugador o la portería.
El área de la portería no puede ser invadida por ningún jugador excepto el portero que defiende la portería. Si un jugador atacante lo hace, la jugada es invalida y el balón pasa a manos del equipo que defendía. Si un jugador del equipo que defiende invade el área, evitando una clara ocasión de gol, se señalará 7 metros.
Un jugador no puede sobrepasar la línea de lanzamiento al ejecutar 7 metros y por lo menos alguna parte de un pie tiene que permanecer en contacto con el suelo hasta después del lanzamiento. Si se infringe esta norma se tiene que sancionar golpe franco en contra. En la ejecución del 7 metros, todos los jugadores, excepto lanzador y portero, deberán permanecer por detrás de la línea de 9 m y a 3 metros de la línea de 7 metros.
Si el equipo atacante no demuestra una actitud ofensiva clara, se le pitará 'juego pasivo' y se le dará el balón al equipo que defendía. Aunque es habitual avisar la posibilidad de incurrir en juego pasivo justo antes de que este se produzca. No hay un tiempo definido para avisar ni para pitar 'juego pasivo', todo está en función de la actitud de ataque del equipo y por supuesto del criterio arbitral. Por lo que al tratarse de un aspecto subjetivo suele haber cierta controversia.
El balonmano es un deporte de contacto, pero noble. Está permitido el contacto "de cara" es decir, pecho con pecho, usando las manos con brazos semiflexionados, sin agarrar, a fin de obstruir el ataque del equipo rival, pero nunca esta permitido los empujones, sean del tipo que sean. Estas faltas se sancionan con golpe franco, excepto aquellas que son una clara ocasión de gol, que son sancionadas con Lanzamiento de 7 metros. Las acciones más severas (agarrones, empujones, faltas reiteradas, etc) pueden ser sancionadas de manera progresiva (es decir, comenzando por una amonestación o exclusión hasta llegar a la descalificación). Un equipo sólo puede recibir 3 tarjetas amarillas, la siguiente falta que el árbitro crea que merece sanción, esta será de 2 minutos de exclusión, no pudiendo sacarse ya más tarjetas amarillas. Esta sanción quiere decir que el equipo debe jugar durante 2 minutos con un hombre menos en pista. Un jugador que acumula tres exclusiones recibe la tarjeta roja (descalificación) y no puede volver al terreno de juego. En su lugar, a los 2 minutos podrá entrar un compañero. La tarjeta roja puede ser directa, a consideración de los árbitros (por ejemplo en casos de faltas graves en los que peligre la integridad física de un jugador o los insultos). También existe la posibilidad de la expulsión (para casos de agresiones), en este caso al jugador expulsado no se le permitirá jugar el resto del partido y su equipo jugará con un jugador menos desde ese momento. Un nuevo matiz aparece en el reglamento, es el de las acciones de sabotaje en el último minuto del partido; aunque se debe dar unos condicionantes como el resultado igualado, y debe ser acciones que eviten una última posibilidad de gol o que eviten que se ejecute un saque o lanzamiento en los últimos instantes. En estos casos también se sancionará con descalificación directa.